Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario.

Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal.

Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia Consejería de Sanidad Servicio Murciano de Salud Unión Europea
Buscar Secciones Cuenta
Cerrar
Acceso con DNIe Olvidé la contraseña Nuevo usuario
Compartir:
  • Enviar por email
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Sanidad presenta a los implicados en el protocolo para coordinar actuaciones en traslado e ingreso de enfermos mentales

Murcia.   Fuente: Consejería de Sanidad - [12/11/2007]

El Secretario Autonómico de Atención al Ciudadano, Ordenación Sanitaria y Drogodependencias, Juan Manuel Ruiz Ros, se reunió esta semana con los agentes que han participado en la elaboración de la guía que recoge el Protocolo de Coordinación de Actuaciones para los Traslados e Ingresos de Personas que padecen enfermedad mental. Tanto la Consejería de Sanidad, a iniciativa de la Secretaría Autonómica de Atención al Ciudadano, Ordenación Sanitaria y Drogodependencias, como ayuntamientos de la Región, emergencias 112, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Policía Local, Poder Judicial y Federación Murciana de Asociaciones de Familiares y Personas con enfermedad mental consensuaron en junio de 2006 un documento con objeto de mejorar las prestaciones y la accesibilidad al sistema sanitario de las personas que padecen enfermedad mental.

Este acuerdo se ha realizado para ofrecer una respuesta coordinada e integrada de los servicios dirigidos a las personas con enfermedad mental en los sistemas ya existentes. Además, se ha querido dar una respuesta a la situación que afrontan las familias de enfermos mentales durante las situaciones de crisis del enfermo, que en muchas ocasiones derivan en un ingreso en la correspondiente unidad psiquiátrica y que pasan por la decisión del internamiento, el auxilio policial y el trasporte sanitario, entre otras fases. En definitiva se trata de intentar que el tratamiento de las crisis psiquiátricas se realice de la forma más normalizada, como ocurre con el resto de las urgencias médicas.

En concreto, en esta guía se recogen unas pautas de actuación de cara a los traslados e ingresos voluntarios, ingresos involuntarios no urgentes, ingresos involuntarios urgentes y traslados e internamientos de personas con enfermedad mental hallados por los cuerpos y fuerzas de seguridad.

Como destacó Ruiz Ros "es la primera vez que se lleva a cabo un protocolo de estas características, donde las pautas de actuación se han consensuado en cuanto ingresos, tanto voluntarios como involuntarios urgentes".

Para llevar a cabo este protocolo se ha tenido en cuenta que la persona con enfermedad mental es un ciudadano que tiene derecho a una asistencia sanitaria de calidad y respetuosa con sus derechos, por lo que la intervención policial en el trato con estas personas debe seguir un criterio de intervención mínima, de modo que sólo se produzca bien para cooperar con las autoridades sanitarias, bien porque la conducta de la persona con enfermedad mental sea constitutiva de una infracción penal. En resumen, se coordina la adecuada atención médica a las personas con enfermedad mental y, si es necesario la de los sectores policial y judicial.

Por lo tanto, en el Protocolo se concretan de manera detallada los pasos a seguir en cada caso y las atribuciones que corresponden a todos los intervinientes, especialmente los servicios sanitarios y de emergencias (112) y las fuerzas y cuerpos de seguridad estatales y locales. Ahora bien no se trata sólo, con ser importante, de una guía de actuación interdisciplinar en la que se establecen criterios y procedimientos de actuación, sino que incorpora también en sus Anexos, un catálogo de los centros y servicios públicos de salud mental en el la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, así como modelos y normas de referencia.

Con este Protocolo se da respuesta a la inquietud que venían planteando los enfermos mentales y sus familiares para lograr una atención inmediata y sin demoras en todos los casos, buscando siempre el beneficio del enfermo y la mejora de las prestaciones sanitarias.