Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Cardiovascular .

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

¿Es la morfina el mejor analgésico para el tratamiento del dolor en un paciente atendido por un síndrome coronario agudo? Actualización. Morphine for the treatment of pain in a patient treated for an acute coronary syndrome.

Respecto a la indicación y seguridad del uso de morfina como analgésico para el tratamiento del dolor en un paciente con un cuadro compatible con un síndrome coronario agudo se ha procedido a actualizar la información de la pregunta formulada en 2017 (ver abajo) y las conclusiones vigentes en el momento actual son similares: el empleo de morfina en pacientes con síndrome coronario agudo (SCA) debería reservarse para aquellos en los que el dolor sigue siendo importante tras la administración de nitratos. No obstante, los datos disponibles proceden fundamentalmente de estudios observacionales (con limitaciones metodológicas intrínsecas) y en los documentos seleccionados se sugiere la necesidad de ensayos clínicos aleatorios que los confirmen, aunque manteniendo mientras una utilización cautelosa.

En una guía de práctica clínica (GPC) publicada en julio de 2021(1) se establece que, para la analgesia de pacientes con angina inestable o infarto agudo de miocardio (IAM) sin elevación del ST, el sulfato de morfina se puede utilizar en casos refractarios a la terapia antianginosa inicial con betabloqueantes y nitratos o cuando existe una contraindicación para los nitratos o los betabloqueantes. La tratamiento debería administrarse por vía intravenosa (iv), a una dosis de 2 a 4 mg (diluidos) cada 5 minutos, hasta un máximo de 25 mg y deberían evitarse los derivados de la morfina, excepto en casos de hipersensibilidad, para los cuales se puede utilizar sulfato de meperidina en dosis fraccionadas de 20 a 50 mg por vía iv.

Matiza la guía que a pesar de su eficacia en el control de la angina, existe evidencia de que la morfina reduce el efecto antiplaquetario de los inhibidores de P2Y12, como clopidogrel, prasugrel y ticagrelor. Y, en cuanto a los eventos clínicos, hace referencia a un metanálisis(2) que incluyó a casi 70.000 pacientes y que encontró que el uso rutinario temprano de morfina puede estar asociado con un aumento de la mortalidad intrahospitalaria y de eventos cardiovasculares mayores. También comenta que en el análisis post-hoc del ensayo EARLY-ACS(3), se encontró que la morfina se asoció con un mayor riesgo de eventos isquémicos tempranos cuando se usa concomitantemente con el pretratamiento con clopidogrel. Sin embargo, en el grupo de pacientes que no recibieron clopidogrel antes del cateterismo, la morfina no empeoró el resultado clínico.

Como recomendación concreta la guía propone administrar sulfato de morfina en pacientes que tienen dolor continuo a pesar de una óptima terapia anti-isquémica (recomendación clase IIb; nivel de evidencia B)*.

En el metanálisis(2) referenciado en la GPC se incluyeron cinco ECA  y 12 estudios observacionales, con un total de 69.993 participantes. Los resultados agrupados mostraron un mayor riesgo de mortalidad intrahospitalaria (riesgo relativo [RR]  1,45; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,10 a 1,91; nivel de confianza GRADE bajo), eventos cardiovasculares adversos importantes (mortalidad cardiovascular, infarto de miocardio no mortal o accidente cerebrovascular no mortal; RR 1,21; IC del 95%: 1,02 a 1,45; nivel de confianza GRADE bajo) y una mayor reactividad plaquetaria a la hora y a las 2 horas  (59,37 unidades de reactividad plaquetaria [URP], IC del 95%: 36,04 a 82,71; 68,28 URP, IC del 95%: 37,01 a 99,55; nivel de confianza GRADE alto) asociado con la morfina. No se encontraron diferencias en los análisis de subgrupos según el diseño del estudio y el subtipo de SCA. 

Como conclusión los autores señalan que la morfina se asoció con un mayor riesgo de mortalidad hospitalaria y de eventos adversos importantes, pero que el alto riesgo de sesgo conduce a un bajo nivel de confianza en los resultados. Destacan que existe, en cambio, un alto nivel de confianza en que la morfina reduce el efecto antiplaquetario de los inhibidores de P2Y12.

Se ha identificado otro metanálisis(4) con fecha de publicación similar al anterior en el que se evaluaron 64.323 pacientes con SCA de ocho estudios, siete de los cuales eran estudios observacionales y uno era un ECA. En este estudio, el uso de morfina se asoció con un mayor riesgo de infarto de miocardio recurrente intrahospitalario (odds ratio [OR] 1,30; IC del 95%: 1,18 a 1,43) pero, sin embargo, no hubo diferencias significativas en términos de mortalidad por todas las causas (OR 0,87, IC del 95%: 0,62 a 1,22) o de accidente cerebrovascular (OR 0,81, IC del 95%: 0,39 a 1,66).

En otra GPC(5), de 2017 y centrada en el manejo del IAM con elevación del ST, se indica que el alivio del dolor es de suma importancia, no solo por razones de comodidad, sino porque el dolor está asociado con la activación simpática, que causa vasoconstricción y aumenta la carga de trabajo del corazón. Añade que los opioides iv titulados (por ejemplo, morfina) son los analgésicos más utilizados en este contexto pero que, sin embargo, el uso de morfina se asocia con una absorción más lenta, un inicio de acción retardado y una disminución de los efectos de los agentes antiplaquetarios orales (clopidogrel, ticagrelor y prasugrel), lo que puede conducir al fracaso temprano del tratamiento en individuos susceptibles.

El sumario de evidencia de Dynamed sobre el SCA(6) indica que, si no hay contraindicaciones, es razonable administrar sulfato de morfina por vía iv en caso de dolor torácico isquémico a pesar del tratamiento con dosis máximas toleradas de medicamentos anti-isquémicos.

Y los sumarios de evidencia de Uptodate sobre el manejo del IAM con elevación del ST(7) y sobre el manejo del SCA sin elevación del ST (SCASEST)(8) comentan que, en el contexto de un IAM, la morfina iv debería evitarse si es posible y reservarse para pacientes con un nivel inaceptable de dolor. En caso de ser necesaria su utilización los autores plantean administrar sulfato de morfina iv en una dosis inicial de 2 a 4 mg, con incrementos de 2 a 8 mg repetidos a intervalos de 5 a 15 minutos.

Ambos sumarios basan este planteamiento en los resultados de un amplio estudio observacional retrospectivo(9) (ya incluido en la respuesta a la pregunta de 2017) que observa que el uso de morfina, sola o en combinación con nitroglicerina, en pacientes que presentaban SCASEST se asoció con una mayor mortalidad (incluso después del ajuste del riesgo y el emparejamiento por propensión al tratamiento). En dicho estudio de 57.039 pacientes con SCASEST, los tratados con morfina (29,8%) tenían un riesgo ajustado de muerte más alto que los que no (RR 1,48; IC del 95%: 1,33-1,64); el mayor riesgo de muerte en los pacientes que recibieron morfina persistió en todos los subgrupos de pacientes evaluados.

Los sumarios comentan además que, si bien se desconocen los mecanismos por los cuales la morfina podría estar asociada con una disminución de la supervivencia, hay estudios que han planteado la posibilidad de que actúe interfiriendo con el efecto antiplaquetario de los bloqueadores del receptor P2Y12.

En relación a este último aspecto, localizamos dos recientes metanálisis(10,11) en los que se analiza el efecto de la morfina sobre los inhibidores del receptor plaquetario P2Y12. Ambos observan un impacto represivo de la morfina sobre estos fármacos en pacientes con IAM:  la aplicación de morfina aumenta la reactividad plaquetaria y la tasa de alta reactividad plaquetaria residual. 

Esta potencial interacción se destaca también en una entrada del blog 3 clics Atención primaria basada en la evidencia(12).  En dicha entrada se resumen los estudios que evalúan esta interacción y se concluye que “Los agonistas opioides pueden interferir en la absorción de los antiagregantes plaquetarios P2Y12 (clopidogrel, prasugrel, ticagrelor), retrasando o reduciendo su absorción. No se han llevado a cabo ensayos clínicos donde se muestre la repercusión clínica que puede tener esta interacción potencial, aunque se sugiere tenerla presente en situaciones en que sea necesario utilizar estos antiagregantes y se precise de un inicio del efecto rápido, como es el SCA”.

*Ver en el texto completo de la guía.

[Nota: no se encuentran publicados en el momento actual los resultados de la revisión sistemática de Poole et al sobre la eficacia y seguridad de la morfina que se menciona en la respuesta a la pregunta de 2017.]

Referencias (12):

  1. Nicolau JC, Feitosa Filho GS, Petriz JL, Furtado RHM, Précoma DB, Lemke W, et al. Brazilian Society of Cardiology Guidelines on Unstable Angina and Acute Myocardial Infarction without ST-Segment Elevation - 2021. Arq Bras Cardiol. 2021 Jul;117(1):181-264. [DOI 10.36660/abc.20210180] [Consulta: 15/10/2021]
  2. Duarte GS, Nunes-Ferreira A, Rodrigues FB, Pinto FJ, Ferreira JJ, Costa J, Caldeira D. Morphine in acute coronary syndrome: systematic review and meta-analysis. BMJ Open. 2019 Mar 15;9(3):e025232. [DOI 10.1136/bmjopen-2018-025232] [Consulta: 15/10/2021]
  3. Furtado RHM, Nicolau JC, Guo J, Im K, White JA, Sabatine MS, Newby LK, Giugliano RP. Morphine and Cardiovascular Outcomes Among Patients With Non-ST-Segment Elevation Acute Coronary Syndromes Undergoing Coronary Angiography. J Am Coll Cardiol. 2020 Jan 28;75(3):289-300. [DOI 10.1016/j.jacc.2019.11.035] [Consulta: 15/10/2021]
  4. Ghadban R, Enezate T, Payne J, Allaham H, Halawa A, Fong HK, Abdullah O, Aggarwal K. The safety of morphine use in acute coronary syndrome: a meta-analysis. Heart Asia. 2019 Mar 19;11(1):e011142. [DOI 10.1136/heartasia-2018-011142] [Consulta: 15/10/2021]
  5. Ibanez B, James S, Agewall S, Antunes MJ, Bucciarelli-Ducci C, Bueno H, Caforio ALP, Crea F, Goudevenos JA, Halvorsen S, Hindricks G, Kastrati A, Lenzen MJ, Prescott E, Roffi M, Valgimigli M, Varenhorst C, Vranckx P, Widimský P; ESC Scientific Document Group. 2017 ESC Guidelines for the management of acute myocardial infarction in patients presenting with ST-segment elevation: The Task Force for the management of acute myocardial infarction in patients presenting with ST-segment elevation of the European Society of Cardiology (ESC). Eur Heart J. 2018 Jan 7;39(2):119-177. [DOI 10.1093/eurheartj/ehx393] [Consulta: 15/10/2021]
  6. DynaMed [Internet]. Ipswich (MA): EBSCO Information Services. 1995 - . Record No. T116779, Acute Coronary Syndromes; [updated 2018 Nov 30, cited 2021 Oct 15]. Available from https://www.dynamed.com/topics/dmp~AN~T116779. Registration and login required.
  7. Reeder GS, Kennedy HL. Overview of the acute management of ST-elevation myocardial infarction. This topic last updated: Mar 29, 2021. Post TW, ed. UpToDate. Waltham, MA: UpToDate Inc. https://www.uptodate.com (Accedido el 15 de octubre de 2021)
  8. Simons M, Breall JA. Overview of the acute management of non-ST elevation acute coronary syndromes.This topic last updated: Mar 31, 2021. Post TW, ed. UpToDate. Waltham, MA: UpToDate Inc. https://www.uptodate.com (Accedido el 15 de octubre de 2021)
  9. Meine TJ, Roe MT, Chen AY, Patel MR, Washam JB, Ohman EM, Peacock WF, Pollack CV Jr, Gibler WB, Peterson ED; CRUSADE Investigators. Association of intravenous morphine use and outcomes in acute coronary syndromes: results from the CRUSADE Quality Improvement Initiative. Am Heart J. 2005 Jun;149(6):1043-9. [DOI 10.1016/j.ahj.2005.02.010] [Consulta: 15/10/2021]
  10. Zhang Y, Wang N, Gu Q. Effects of morphine on P2Y12 platelet inhibitors in patients with acute myocardial infarction: A meta-analysis. Am J Emerg Med. 2021 Mar;41:219-228. [DOI 10.1016/j.ajem.2020.11.003] [Consulta: 15/10/2021]
  11. Vaidya GN, Khan A, Ghafghazi S. Effect of morphine use on oral P2Y12 platelet inhibitors in acute myocardial infarction: Meta-analysis. Indian Heart J. 2019 Mar-Apr;71(2):126-135. [DOI 10.1016/j.ihj.2019.03.003] [Consulta: 15/10/2021]
  12. Barceló ME. Antiagregantes inhibidores del P2Y12 y opioides: interacciones a tener en cuenta. 3 clics Atención primaria basada en la evidencia, 14/06/2019. [https://www.ics.gencat.cat/3clics/main.php?page=ArticlePage&id=1238&lang=CAS] [Consulta: 15/10/2021]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 4 referencias
  2. Ensayos clínicos: 1 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 1 referencia
  4. Consenso de profesionales: 0 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 2 referencias
  6. Sumario de evidencia: 3 referencias
  7. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  8. Blog: 1 referencia
  9. Capítulo de libro: 0 referencia

Actualiza a

Preguntas relacionadas

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. ¿Es la morfina el mejor analgésico para el tratamiento del dolor en un paciente atendido por un síndrome coronario agudo? Actualización. Murciasalud, 2021. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/24362

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

( - )